miércoles, 17 de diciembre de 2014

Extraterrestrial.

5/Jun/11

2:58 am


-Ya era noche, él estaba tan cansado, como de costumbre.
Y yo no podía dejarle de ver... Era tan hermoso... Tan perfecto. Tan malvado y tan lleno de luz...
Me sentí cansada y recargué mi cabeza en la almohada, cayendo profundamente dormida... Más de lo normal.-

Pasaron las horas y de la nada, él se levantó.. Miró a la chica que él amaba con dolor en su mirada... Dirigió su vista al techo y este desprendió una luz blanca muy intensa...
  
-Algo molestó mi sueño... Un destello que atravesaba mis párpados; abrí mis ojos y la luz me cegó un momento, una descarga golpeó todo mi cuerpo al mismo tiempo y me dejó inconsciente... Y en un microsegundo, desperté de nuevo... Ya no estaba en la habitación con mi esposo.

Era una habitación blanca... Parecía un quirófano... Un laboratorio... O un intento de, no había visto nunca nada igual.

Me incorporé, estaba bien... Nada fuera de lo común.
Miré al frente, fue cuando me mareé un poco; pero logré verle, él salía de la habitación. Torpe bajé de la camilla en la que estaba recostada y le seguí, curiosa de saber que hacíamos ahí.
Me esforcé en que él no notara que yo le seguía, me quedé mirando de reojo desde la puerta de una habitación con grandes pantallas; al igual que la habitación y los pasillos... Muy iluminada.

Ahí, él apretó unos botones que comenzaron una 'llamada', no habló ningún idioma que yo conociese, y fue cuando comencé a tener miedo.. Su voz cambió, emitía sonidos extraños... Electrónicos.
No tardé en empezar a temblar de las manos, cuando.. De un segundo a otro... Él desapareció y su lugar lo ocupó una criatura... Una criatura que tenía figura humana pero que definitivamente no lo era.

En el segundo de su cambio no pude evitar inspirar y llevarme la mano a la boca, él notó mi presencia y volteó, giré mi cuerpo pegándolo a la pared..
-Tengo que salir de aquí...- me dije atemorizada y comencé a correr, corrí pasillos completos..
Ese lugar era un maldito laberinto..
Empecé a correr con los ojos cerrados, sosteniendo las lágrimas de temor y desesperación...
Choqué con algo... Miré al instante hacia arriba...
Un alien.

Desperté sentada, no podía ver bien, no lograba articular palabra, y mi cabeza tambaleaba...
Frente a mí estaban esos seres.. Tan sedada estaba que ni siquiera me molesté en aterrorizarme y tratar de salir corriendo del lugar.

Más cerca se encontraba, dándome la espalda, aquella figura humana que fué cambiada por mi esposo...
Poco a poco me fuí recuperando, parecía que aquellos.. Lo que fueran, le llamaban la atención..
Él sólo bajaba la mirada.

Ya estando sin el efecto del sedante, que seguramente ellos me habían administrado, tuve miedo; pensé en levantarme y salir corriendo de ahí, iba a hacerlo pero 'él' me detuvo con una seña de su mano, su voz retumbó en mi mente..
-No te muevas...- dijo fríamente, luego añadió con mas dulzura
-Por favor, mi amor...-Y así lo hice, no me movía.. Pero no porque él me lo hubiese pedido... Si no fue el shock mental de saber que, esa figura andrógina... Era mi esposo...

Mi mente volvió a distraerse.. Es algo difícil de explicar...
Podía yo entender lo que los 'otros' le decían a él, llegaban los palabras y sonidos extraños y luego... Tomaban forma...

Me preguntaba qué demonios pasaba, cuando su voz volvió a entrar a mi mente
-Tu y yo somos uno- me dijo, 
Entendí todo. Sabía lo qué decían las criaturas, ¡por que él lo sabía!

Hablaban.. Le regañaban...
'No puedo creer lo que osaste hacer... ¿Una humana?
Primero escapaste; robándonos, traicionándonos..
¿Y exactamente tenías que ir a la Tierra? ¿Acaso estas retándonos?
Afortunadamente te encontramos...
Aún no logro entender por qué te uniste con esta humana...
Debes pagarlo, ya veremos cómo."

El interrumpió un poco nervioso
-¿Y ella..?-
'¿Ella? No te preocupes, nos desharemos de ella'
dijeron volteándose, a punto de marcharse...

Él susurró con culpabilidad...
-Está en cinta...-

Me llevé las manos al vientre...
Yo... No podía creerlo.. Pero si él no era humano...

Las criaturas, furiosas, se giraron a él con paso rápido; uno sacó una especie de arma filosa... Iba a matarle...
No pude detenerme aunque hubiese querido, me levanté de mi lugar y me interpuse...
Se detuvieron ante mi acción...-

Él fue llevado a una celda, ella iba a su lado, silenciosa, tomada de su mano esposada; él la soltó, habían llegado al lugar, ella quería acompañarle hasta el final... Pero él no se lo permitió.
Le encerraron, ella corrió hacia las barras, le llamaba, lloraba desconsolada...
En la pared.. Se abrió una puerta, detrás de ella, se admiraba la inmensidad del universo. 
Ella continuaba gritándole al humanoide, al final él corrió a sus manos, ella se aferró a él en un abrazo.
La tomaron y la separaron de él; forcejeó entre lágrimas, dolor, desesperación e ira, con 4 criaturas mientras él era llevado a la puerta, a su castigo.. A su muerte. 
La mujer logró deshacerse de sus aprisionantes, abrió las rejas en el momento en que lo vió caer de la puerta...
Corrió hacia él y también saltó...
  
-Flotaba y caía a la vez.. Entre luces..
Le alcancé, tomé su mano y me jalé hacia él...
Miré sus ojos diferentes... claros... extraterrestres... Desconocidos para mí, pero su mirada... Era la de él.
Le besé, y lloré... Ese también era 'su' beso...
Me abrazó, recargándo mi cabeza en su pecho, protegiéndome...
Después... Todo fue negrura.-

Él, en su mayor esfuerzo de mantenerla viva, usó sus fuerzas para hacerlos viajar... Por el espacio... Por el tiempo...
Llegaron a donde se suponía debían estar...
Ella bajó lenta, suavemente... Seguía dormida.
La depositó en la cama con extremo cuidado.
Así mismo, él bajó con suavidad.
Se acostó a su lado... Y entrelazó su mano con la de ella.
La luz se extinguió.
  
-Sentí ese golpe por todo el cuerpo de nuevo, y la luz fue la misma.. Abrí mis ojos tanto como me fue posible.
Miré el techo... Era mi habitación..
-Él...- no acabé de pensar, cuando volteé...
Ahí estaba él... Sereno, profundamente dormido...
-Fué solo un sueño...- me alenté a mi misma,
Aunque la duda me seguía atormentando... Algo me decía que no había sido mi imaginación...

Estaba cansada... Me acomodaba cuando sentí su mano entre la mía... La apreté con dulzura, y él, adormilado, me respondió con un aprentoncito.
Me acurruqué contra él, él se giró y me abrazó por la espalda...-

Él estaba despierto, la abrazó y posó sus manos entrelazadas sobre el vientre de ella...
Había logrado salvarse a sí mismo, a ella... Y al fruto de su unión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada