jueves, 15 de octubre de 2015

15/oct/2012

Qué triste es que ya no te crea, cariño mío...
No sé a qué vienen tus muestras de cariño si tu corazón piensa en otra...
Más triste es que fueran sentimientos plásticos.. Pero para tu buena suerte, yo no me fijo en defectos de fábrica.

En algo mientes. Me mientes, a mí, con falso cariño o le mientes al mundo con mi dignidad pisoteada en un marco.

Mi cariño es algo tan evidente como el sol... 
Pero nunca más tendrás la dicha de oír mis labios pronunciarlo.