viernes, 12 de septiembre de 2014

Necesito hablar con él y también necesito que me hable.
Necesito esa conciencia de su permanencia que me mantiene tranquila.

No desaparezcas, no me dejes en penumbras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada